Tradiciones
 
   
   
   
   
 
 

 
Todos los viernes de cuaresma, tiene lugar el rezo del miserere, hasta que llega el Domingo de Ramos, día en que tiene lugar la bendición de ramas de olivo, que serán colocados en los balcones de las casas como símbolo de protección. En los días siguientes, las mujeres de la localidad realizan, en la más estricta intimidad, la labor de vestir las imágenes que han de ser veneradas durante los días de pasión. Son tallas que representan a Jesús con la cruz a cuestas, el Ecce Homo, la Virgen de la Soledad y el Santísimo Cristo Crucificado. Las tres primeras son de las llamadas “de vestir” ya que sólo tienen talladas la cara, pies y manos.
 

El Jueves Santo, se realizan los Oficios de la Cena del Señor y se traslada la Custodia al Monumento . A continuación, la Hermandad de Labradores saca en procesión la peana de la Oración en el Huerto, que consta de las imágenes de Cristo, que aparece arrodillado ante un Ángel, con el cáliz en la mano, que lo conforta.

Dícese que desde el Jueves Santo, y hasta que no resucite el Señor, las campanas enmudecerán y durante la liturgia sonarán los golpes dados a los bancos, el sonar de las piedras y el pateo contra el suelo. Durante la tarde, noche y madrugada, las personas del pueblo velarán el Monumento en estrictos Turnos de Guardia.

El Viernes Santo se celebra la Pasión del Señor, y se realiza el Santo Entierro , procesión en la que desfilan todas las imágenes a hombros, a excepción del Cristo Crucificado, que se porta a mano, en riguroso listado anual, por una persona que irá descalza.

El Domingo de Pascua es el día del Encuentro Glorioso. Los hombres desfilan por la calle Real Somera, llevando los niños el Niño de la Bola (imagen que representa a Cristo resucitado), mientras que las mujeres procesionan a la Virgen de la Soledad, vestida de riguroso luto, por la calle del Palacio.

Ambos se encuentran en el Olmo de las Cuatro Calles, donde se procederá al ritual de quitarle el manto negro a la Virgen, tras subasta moderada por el alcalde. En medio de los cánticos y el jubiloso repique de las campanas, la Soledad aparecerá con un nuevo manto blanco. He aquí las tradicionales coplillas cantadas en este momento:

“Ya sale de la Sacristía

“Miradlo por donde baja

ese Ministro de Dios,

el corazón de su Madre,

a celebrarnos la Misa,

miradlo por donde viene,

Pascua de Resurrección”.

juntarse a las Cuatro Calles”.

 

 

“Pasad, apuestas mocitas,

“Quitadle ese manto negro

pasad que Jesús os llama,

a esa Sagrada María,

a ese puesto tan bonito,

que salude a su Hijo

a sostener su peana”.

con el manto de alegría”.

 

 

“Al repique de campanas

“Quitadle el manto a la Virgen

que salga el Ayuntamiento,

y ponedle el de alegría,

y las hijas de María,

que ha resucitado Dios

y con ellas todo el pueblo”.

en los brazos de María”.

 

 

“Ustedes vayan por ahí,

“¡Oh, qué mañana de Pascua!,

nosotras por esta calle,

¡oh, qué mañana de flores!,

acompañando a Jesús,

¡oh, qué mañana de Pascua,

y nosotras a su Madre”.

ha amanecido, señores!”.

 

 

“Mozos que lleváis el ramo,

“Buenos días, Hijo mío,

llevadlo con devoción,

cuantas angustias pasé,

que en el reino de los cielos

no pensaba haberte visto,

os lo pagará el Señor”.

pero al cabo te encontré”.

 

 

“¡Oh, qué mañana de Pascua,

“Mujer de mi corazón,

ha amanecido de flores!,

aquí tienes a tu hijo,

¡oh, qué mañana de Abril/Marzo,

estréchalo entre tus brazos

ha amanecido, señores!”.

y será tu regocijo”.

 

 

“Por allí viene Jesús,

“Felices Pascuas le damos

aquí tenemos a su Madre,

al Señor Cura, el primero,

que hace que no se han visto

Alcalde y Autoridades,

desde el Jueves por la tarde”.

y con ellas todo el pueblo”.

 
 

 

 
  n Detalle Nazareno  
 
 
  n Ecce Homo  
 
 
  n Niño de la Bola  
 
 
  n Virgen con el Manto Blanco  
Plaza Mayor nº 1 · 42126 Cihuela (Soria) · Teléfono de contacto: 976 843 030