Cultura
 
   
   
   
 
 
 

Juego de bolos

Es común en las comarcas de Soria, y exclusivos de las mujeres. Los bolos eran construidos tallando la madera con una hazuela y la hoz. El juego se realiza al aire libre, poniendo los bolos a una debida distancia, nueve de ellos en filas de a tres, y un último bolo, el más alto, la “minga” , colocado al final. Los bolos que se derriban suponen un punto, y la minga cinco puntos.

Pelota a mano

Los partidos de pelota eran, junto a los bolos, el entretenimiento general en las tardes de domingo. Las pelotas que se utilizaban las fabricaban caseramente los propios mozos y se forraban con piel de gato. Las partidas se realizaban en el frontón, y existían muchas variedades de juego. Sorprende cuando en la temporada de matanza del cerdo, se jugaba a la pelota de viento , por ser la vejiga inflada del animal el instrumento para la competición.

La Tanguilla y la Calva

La Tanguilla es un cilindro metálico que se estrecha en su zona media. De bases planas, se posa en tierra en vertical y en medio de un círculo. Sobre ella se coloca la chapa. El jugador tira un disco metálico llamado “chocón” con objeto de derribar la tanguilla. Si la chapa y el chocón quedan a la misma distancia que la tanguilla se consiguen dos puntos, si el chocón queda a menos distancia de la tanguilla que la chapa, se consigue una cama, que suponen tres puntos.

La Calva es más propia del ducado de Medinaceli, y consiste en derribar una especie de madera o estaca doblada, por medio de piedras de forma aproximadamente cilíndrica.

La Gurria y Echar el Palo

Eran juegos propios de los pastores. Los participantes, colocados en un círculo de grandes dimensiones, golpeaban una bola llamada “gurria” , con sus cayados , intentando meterla en un círculo que defiende un hombre. Quien logra introducir la bola en el círculo pasará a ocupar el puesto del jugador en el círculo central.

Otro juego era el de “echar el palo” , en el que los pastores, sentados en el suelo apoyando los pies en los del contrincante, agarran el cayado o bastón entre las manos y tiran de él hacia sí mismos. Vencerá el jugador que levante a su oponente.

Juegos de Cartas

Los más comunes son el Guiñote y el Tute, practicados a diario en el bar por nuestros abuelos e incluso jóvenes. Son partidas acompañadas con el tradicional café o el carajillo, saboreando el purito o los celtas . Las partidas van desde pasar el rato hasta llegar a jugarse las rondas, se respira la tensión en la que los participantes no pueden hablar ni hacerse señas. Todo lo contrario que en el Mus, practicado por los más especialistas.

Otros Juegos

Hace muchos años, los más mozos jugaban a las chapas en la calleja que hay detrás del ayuntamiento, antes de subir a la Cantarilla. En aquellos años llegó a estar prohibido este juego, porque se jugaba con dinero, y cuentan que el alcalde, vigilaba a los jovenzanos que jugaban a escondidas de éste en el que, desde entonces, pasó a denominarse como Callejón de las Chapas.

Los niños y niñas más pequeños jugaban a las “Tabas” , a los “Santos” , a las “cuatro esquinas” , a las “Calderas” con el “tejo” , al salto del burro o “Churro va” , y al “Salto de la Picaraza” . En las fiestas, además de los campeonatos de bolos y guiñote, también había carreras de pollos , una carrera similar a la maratón, en la que no se puede correr; y también carrera de burros , en la que los participantes debían de ir montados al revés.

 
 
 

 

 
  n Jugando al Guiñote  
 
 
  n Juego de Bolos  
 
 
  n Tanguilla y Chocón  
 
 
  n Callejón de las Chapas  
Plaza Mayor nº 1 · 42126 Cihuela (Soria) · Teléfono de contacto: 976 843 030