Parajes
 
   
   
   
   
   
   
 
 

 

Camino del Pechuelo

Desde la Picota subiremos por la infernal cuesta del Pechuelo , nuestras bodegas quedan atrás, y enfrente hallaremos el depósito de agua. Desde lo más alto y bajo el zumbido inquietante de la línea de alta tensión, vemos La Cañadilla, La Cerradilla , el Azud , y la carretera. El camino se divide en dos al llegar a la antigua escombrera, el de la derecha es el Camino del Chaparral, y el de la izquierda el denominado Camino de Aragón.

Camino de Aragón

Parte desde el Alto del Navarro , que ronda los 950 m. hasta el Río Regatillo , cruzando las llanuras de Entre Caminos , y el espesor del Monte Alto . Una pequeña laguna, llamada “navajo” , sirve para calmar la sed del ganado e incluso a los buitres del Picarzo . Poco después aparecerán varios caminos a nuestra izquierda, el primero nos llevará a los altos de La Represa , y más adelante, casi paralelo al anterior, después de atravesar una vaguada que pasa entre Las Herrerías , aparecerá otro, que nos llevará hasta La Cepilla .

Entre Caminos

Este es el punto más alto del Camino de Aragón, llegaremos a el tras una pronunciada cuesta que llega a sus 967 m. Asombra el tránsito del color verde de Mayo al amarillo de Agosto que supone el cambio de estación en esta llanura de cereal. Desde aquí en una noche clara podemos ver las luces de numerosos pueblos de nuestro alrededor, incluso más allá de la carretera de La Alameda. Mas adelante, a la derecha, otro camino, marcará senda hasta la Pieza de la Dueña , y los Llanos del Chaparral .

La Cantera

Tras una cuestecita, por cuyo firme sobresale la roca, llegamos al Pozo de la Cantera , un pozo de agua realizado en sillería sobre un pequeño manantial.

 

Entre trozos alternos de chaparros solitarios se abre un cruce de caminos, por la izquierda llegaremos al Camino del Yelo, desde donde volvemos a Mazalacete. En cambio, si optamos por nuestra diestra, acabaremos en la Fuente de la Cerrada , llegando más lejos hasta Santa Quiteria, en el término de Embid.


Monte Alto

De repente el camino se vuelve cuesta abajo, frondosas chaparras aparecen trazando una sinuosa senda que llegará hasta el Río Regatillo , no será difícil que nos aparezcan unas liebres, también llamadas “ colinas” o incluso algún perdigacho. Un viejo coche escondido entre las matas sirve como refugio a los cazadores, pues pocas “tainas” se ven por este paraje. A la derecha se extiende Peñasblancas , se adivina el llamativo color. Para bajar al río, por las llamadas Torcas de Culebra , seguiremos la línea de alta tensión y sus inamovibles torres.

Rio Regatillo

En el escaso llano que deja el cauce del Regatillo , todavía se extienden algunas fincas donde han sido plantados numerosos chopos. Muy cerca de estos, a mano derecha, encontraremos las Minas de Plata , delimitadas por una valla de seguridad. Son dos pozos de cierta profundidad que corresponden a varias catas donde se observa un pequeño filón. Una vez crucemos el río, otra vez cuesta arriba, por las Cuestas de Villalengua , pertenecientes a dicho término.
 
 
   
  n Amapolas  
 
 
  n Vista desde el Pechuelo  
 
 
  n Anochecer  
 
 
  n Minas de Plata  
Plaza Mayor nº 1 · 42126 Cihuela (Soria) · Teléfono de contacto: 976 843 030